FANTASMAS DEL TEATRO

SÁBADO 16 DE DICIEMBRE 20HS

En una llamativa producción que integra el lenguaje de la literatura con la plástica, la fotografía y el audiovisual, Jorgelina Aranart presenta esta interesante propuesta que nos traslada a un mundo fantástico encerrado en las paredes del antiguo Teatro Cervantes.

FANTASMAS EN EL TEATRO es la tercera muestra fotográfica y audiovisual de la artista y ha sido declarada de interés cultural por el Honorable Consejo Deliberante de la Ciudad de Tandil. Oriunda de la ciudad de Buenos Aires, Jorgelina Aranart reside en Tandil  desde hace 10 años, donde se desempeña activamente en diversos proyectos que van desde el maquillaje artístico tanto para cine, teatro y eventos sociales, como producciones fotográficas y talleres de maquillaje.

El sábado 16 de diciembre, la artista presentara su nueva propuesta en el Museo de Bellas Artes. Se trata de la puesta en escena de 10 fotografías y un videoclip que narran el fragmento de una ficticia historia de amor. En su apertura, la exhibición contará con relatos en vivo y voz en off de Eduardo Bozzo y Natalia Marcovecchio. Tanto las narraciones, como las imágenes dialogán acerca del reencuentro de las almas, eje central de la obra que nos invita a reflexionar acerca de la perdurabilidad de los sentimientos y el amor, incluso después de la muerte.

Los protagonistas, personajes ficticios y fantasmagóricos, fueron encarnados por los bailarines Delfina Pissani, Diego Valero y Alejandro Lazzaro. Enmascarados por el misterio y el encanto cobran vida gracias al arduo trabajo de maquillaje y vestuario que llevó a cabo la directora de la obra.

Las fotografías que componen la muestra fueron tomadas por Jorgelina Aranart y Pablo Paredes, mientras que el videoclip lo co-realizó Mercedes Segade. Toda la producción fue realizada en las instalaciones del antiguo e histórico Teatro Cervantes de la ciudad de Tandil, donde la directora supo utilizar la mística del espacio para generar únicamente mediante la utilización de luz natural, un ambiente cargado de emoción, sensaciones y misterio.

“Cuenta la historia que hubo un tiempo en que el Teatro Cervantes brilló deslumbrando a miles de personas y hubo un tiempo en que las historias de amor tras bambalinas dieron sus frutos llenando de vida cada rincón. Allí se conocieron los protagonistas de esta historia: dos bailarines que cautivados por el encanto del arte, comenzaron a trabajar para convertirse en la sucesión y sensación del teatro. (…)

Hasta que una tarde de invierno la tragedia llamó a las puertas del teatro. La mampostería cayó, los telones se desplegaron como una catarata carmesí y sublime hasta desplomarse sobre el escenario cubriendo de terciopelo rojo los cuerpos sin vida de los talentosos bailarines que yacían bajo los escombros. (…)

Dicen que el verdadero amor es eterno, que prevalece más allá de la muerte y también dicen que en ese teatro aún suceden cosas…”

0 Comentarios

Dejá el primer comentario en esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *